A ROCKEAR Y SENTIR MIEDO CON STRANGER THINGS

Por: Henry Cuicas

Un suceso extraño y sobrenatural ataca a la pequeña población de Hawkins, Indiana, a principio de los 80’s. Will Byers, un niño de 12 años, desaparece de una forma muy extraña. Una niña (aunque de primer momento uno duda si es un niño por su apariencia) sale de la nada en el pueblo haciendo desastres usando poderes impresionantes mientras sangra por la nariz. Paralelamente a esto, una entidad secreta del gobierno comienza la búsqueda de la niña, mientras que la madre de Will hace lo mismo por su hijo.

De primer momento uno podría quedar embotado de tanta información, pero en realidad esta nueva serie de Netflix se vuelve adictiva. ¿La fórmula? mezclan elementos que a todo fanático del terror le gusta: desaparición de un niño, conspiración por parte del gobierno (que en verdad eso da mucho más miedo que un fantasma), una madre desconsolada que hace locuras para dar con el paradero de su hijo, actuada por Winona Ryder, y un reparto de infantes, amigos de Will -el desaparecido-, un tanto particulares en apariencia y actitud. Obviamente este casting está hecho a propósito, nada en el cine es casualidad, basta con seguir la serie y darte cuenta de los problemas que existen entre los personajes para dar en el clavo con el significado de estas particularidades, que además hacen especiales en sí a cada uno de los personajes.

Stranger ThingsPor ser una serie ambientada en los 80’s, el soundtrack es una joya (disponible en Spotify). El hermano mayor de Will es un fanático del rock y de la fotografía, por lo que la música que escucharemos en toda la serie serán éxitos de la época, encabezados por “Should I Stay or Should I Go” de The Clash, que en realidad cargará consigo un significado interesante durante varios episodios.

El éxito de la primera temporada de Stranger Things ha sido tal, que ya se está cocinando la 2da temporada. Aunque aún no hay nada concreto, los creadores de la serie Matt y Ross Duffer, declararon hace poco que de darles luz verde a la nueva temporada, sería quizá un poco más oscura que la primera pero manteniendo el humor tan particular que caracteriza la serie. Si llegaron a ver Poltergeist (1988) y les gustó, es probable que encuentren ciertas similitudes con la serie que es para rockear y asustarse un poco.

Stranger Things

6

A ROCKEAR Y SENTIR MIEDO CON STRANGER THINGS