Por: Sarah Serfaty

Año tras año se realiza la feria de Vicenza, uno de los salones más importantes en el sector de joyería. En sus dos ediciones –enero y septiembre-, las marcas más prestigiosas de la industria exponen sus novedades, en un espacio en el que lo más importante es el arte y la pasión por la creación.

Desde las casas independientes más jóvenes hasta las más tradicionales y reconocidas, todas encuentran su lugar en Vicenzaoro. Para su edición más reciente, su junta directiva, encabezada por Matteo Marzotto y Corrado Facco, anunció la salida a la bolsa italiana de la Fiera di Vicenza, empresa organizadora del evento, y de muchos otros salones especializados en su recinto.

Sus expectativas con esta acción, es que económicamente represente un crecimiento aún más significativo del que ya han manifestado en los último años, a pesar de la crisis que atraviesan la industria joyera y relojera.

Otra gran novedad para su última edición fue la presentación de un nuevo pabellón dedicado a la relojería llamado NOT (Not Ordinary Watches), o en español: Relojes No Ordinarios. Aunque aseguran que no es su intención compararse con ferias como las suizas Baselworld o SIHH, admiten que esta idea de exponer marcas relojeras se hizo parte de una realidad deleitante. Inicialmente las casas expositoras son en su mayoría italianas, pero desean con el tiempo poder atraer a marcas globales.

La próxima edición de Vicenzaoro será desde el 20 hasta el 25 de febrero de 2017, en una fría Vicenza, que una vez más recibirá a las personalidades más influyentes del mercado joyero. Esperemos pues, más novedades y noticias sobre su crecimiento.

1

Otro éxito para Vicenza