Now You See Me 2, una segunda parte bien lograda

Por: Humberto Sánchez Amaya
@HumbertoSanchez

Muchos la odian, pero la película sobre ilusionistas perseguidos por la justicia no sólo entretiene, sino que permite una lectura bastante interesante sobre manipulación y redes sociales

La mayoría de las críticas prefieren la primera película de Now You See Me, dirigida por Louis Leterrier. Aseguran que es una historia superior y mejor lograda que la segunda entrega recién estrenada en cine y dirigida esta vez por Jon Chu, responsable de producciones como G.I. Joe: Retaliation (2013) y Justin Bieber: Never Say Never (2011). Pero se equivocan, Now You See Me 2 no tiene desperdicios.

Hace tres años, fue un deleite ver las pericias del grupo de magos involucrados en un extraño robo de banco y la repartición del dinero entre el público de un espectáculo en Las Vegas. El argumento del filme era atinado, al llevar al paroxismo la fantasía de un David Copperfield suficientemente malicioso para convertir la ilusión en placeres materiales.

En Now You See Me 2, los ilusionistas interpretados por Jesse Eisenberg, Mark Ruffalo, Woody Harrelson, Dave Franco y Lizzy Caplan están divididos en dos grupos. El primero, conformado por los personajes de Eisenberg, Harrelson y Caplan, goza de la popularidad del público con cada aparición orientada a descubrir patrañas corporativas. El segundo permanece en el anonimato, especialmente el personaje de Ruffalo, que se mantiene como un agente del FBI encargado de despistar a quienes le siguen los pasos a la banda de magos “malhechora”.

Es entonces, cuando Now You See Me 2 da un giro tal cual como la vida de los protagonistas, que repentinamente, en pocos segundos, de Estados Unidos terminan en China. Sí, un truco espectacular que trastoca la confianza de los héroes de la historia, a la que se suma como antagonista Daniel Radcliffe.

La película logra su cometido de manipular una realidad convertida en espectáculo, pero con diversos fines. Esa es una de las lecturas más interesantes que hay en este filme. Lo que nos rodea puede llegar a ser tan manipulable, especialmente con cada individuo conectado a las redes y dejando rastros de sus acciones.

1

Now You See Me 2, una segunda parte bien lograda