Modernismo entre belle époque y art déco

Por: Marie Sabiani

Bajo el cielo alción de Niza, como solía definirlo Friedrich Nietzsche, se elevan desde la superficie 30 metros de una robusta masa de aluminio. La Tête Carrée (la cabeza cuadrada), es la primera escultura habitable en el mundo. Pertenece al ente de estructuras modernas de la Costa Azul, entre la arquitectura belle époque y art déco que caracteriza a la ciudad.

La promenade des Arts forma parte de un conjunto de estructuras artísticas. Inicia desde el final de la promenade du Paillon, o, coulée verte, un corredor natural que se extiende a lo largo de 1,2 Km. Y es así como nos encontramos con el Teatro Nacional de Niza, el MAMAC (Museo de arte moderno y arte contemporáneo) y la biblioteca municipal Louis Nucera. Sin embargo, de lado opuesto a la promenade, en ese preciso lugar en el que se forma un ángulo entre el paseo de las artes y el cruce entre la avenida Saint-Jean Baptiste y la transversal Barla, nos encontramos con la obra de los arquitectos Francis Chapus e Yves Bayard y de su escultor Sacha Sosno.

Museo y biblioteca Niza

Museo y biblioteca Niza

Inaugurada el 29 de junio de 2002, La Tête Carrée alberga las oficinas de la biblioteca municipal, cuya construcción se inicia en 1996. Siete pisos conforman la parte superior. La cabeza, de una superficie cúbica de 14m sumando un total de 28m² junto a su enorme busto, su “Talón de Aquiles”. De color gris mate, combina con el resto de las estructuras del MAMAC de paredes marmoleadas, ubicado en el mismo extenso complejo arquitectónico cultural de la ciudad.

La tête carrée

La tête carrée

Si cruzamos la transversal Barla en dirección hacia la plaza Francis Giordan, tendremos una vista memorable de la Tête Carrée, transformándose éste en un punto ideal para disparar nuestra fotografía de la apoteósica escultura. Caída la noche tendremos la toma inolvidable gracias a su iluminación nocturna confiada al reconocido artista plástico francés Yann Kersalé, caracterizado por destacar la iluminación, como en La Torre Agbar, en Barcelona, haciendo de la noche terreno experimental aportando un giro a las ciudades contemporáneas.

La Tête Carrée es sinónimo de modernismo, ella es literalmente formidable, extraordinaria; una experiencia visual sobresaliente y que difícilmente se borrará de la memoria tras visitar la ciudad de Niza.

Tête Carrée

19

Modernismo entre belle époque y art déco