Horological Machine Nº8 CAN-AM

Por: Andreina Rangel

Una de las cosas que podemos esperar siempre de MB&F es no esperar nada porque cualquier idea que tengas será superada por la imaginación de este laboratorio de ideas. La marca nos ha acostumbrado a imaginar lo inimaginable, y parte de ello es que generalmente cada pieza es una materialización de la memoria emotiva de su fundador, Maximilian Büsser.

De joven, él siempre soñaba con ser diseñador de coches, y quizás de allí la inspiración para el nuevo Horological Machine Nº8 CAN-AM, un guarda tiempos con un innovador y atrevido diseño. Pero aunque visualmente son esas barras anti-vuelco pulidas las que relacionan el HM8 con los super coches Can-Am, el espíritu rebelde de trabajar al margen de las restrictivas normas es lo que realmente inspiró el HM8.

Con una caja realizada casi completamente en cristal de zafiro, deja ver el movimiento desde distintos ángulos para evidenciar, una vez más, la experticia técnica de MB&F. El cristal, combinado con las barras anti-vuelco pulidas situadas a ambos lados del mismo, los depósitos de aceite situados en la parte inferior y las visualizaciones de horas y minutos creadas mediante prismas ópticos ponen de relieve el ingenio a contra corriente de esta casa relojera.

 

hm8_wt_face_hres_cmyk

 

Al HM8 Can-Am le da vida un módulo desarrollado con indicación de horas saltantes bidireccionales y minutos con disco de arrastre, montado sobre un movimiento base Girard-Perregaux. El movimiento se ha invertido para colocar la masa oscilante encima y se ha modificado para que accione el módulo indicador de prisma.

Las visualizaciones de las horas saltantes bidireccionales y de los minutos con disco de arranque del HM8 se materializan mediante discos superpuestos (uno para las horas y otro para los minutos) completamente cubiertos de Super-LumiNova. Los discos rotan de forma horizontal sobre el movimiento y se hacen visibles en las esquinas del capó transparente del motor. Pero las indicaciones del tiempo se muestran de forma horizontal en un «salpicadero» situado en la parte delantera de la caja. Para lograr esto, MB&F trabajó con un proveedor de cristales ópticos de alta precisión para desarrollar prismas de cristal de zafiro que reflejaran la luz de los discos en un ángulo de 90°. Estos prismas también aumentan el tamaño de las indicaciones en un 20 % para maximizar su legibilidad.

 

hm8_wt_front_hres_cmyk

 

Con respecto a la estética, MB&F, le concede al HM8 un highlight gracias a las barras antivuelco que recuerdan a los entrépidos coches de carrera. Elaboradas en titanio grado 5, son ligeras en peso pero no en resistencia. Por ello, su fabricación se llevó a cabo a partir de un bloque macizo de titanio Ti-6AI-4V, una aleación de titanio puro con un 6% de aluminio y un 4% de vanadio, además de una pequeña cantidad de hierro y oxígeno.

Cada uno de los detalles importa en este guarda tiempos, y el cuidado que la marca le ha concedido a cada cual nos demuestra una vez más, la pasión relojera que mantiene vivo el savoir-faire suizo.

 

hm8_rt_rear_hres_cmyk

LA CAN-AM

En la década de 1960, las competiciones de Fórmula 1, muy reglamentadas, eran esencialmente europeas y en ellas solo se permitía introducir ligeras modificaciones en el marco de estrictas normas diseñadas para limitar la velocidad de los coches. Solo se desarrollaban motores hasta una potencia de 600 caballos. Unos pocos competidores norteamericanos se resistieron a todas estas restricciones y decidieron crear su propia carrera, la Canadian-American Challenge Cup (que se popularizó bajo el nombre de Can-Am). La competición lanzó a muchos de los grandes nombres de las carreras automovilísticas, incluidos Lola y McLaren. ¡Básicamente la única regla de la Can-Am era ir lo más rápido posible!

En su momento álgido, los vehículos Can-Am contaban con la tecnología de carreras más avanzada del mundo y con unos 1000 caballos de potencia frente a los 500-600 de los Fórmula 1 de la época, por lo que los coches Can-Am completaban algunas vueltas más rápido que los coches de Fórmula 1. Hoy en día, ya no se celebra esta carrera, pero de hacerlo estuviera cumpliendo sus 50 años en el 2016.

1

Horological Machine Nº8 CAN-AM