Por: Sarah Serfaty

Los más sobrios, los más clásicos, y por supuesto, los más deseados de todos los relojes son los modelos de la casa alemana A. Lange & Söhne.

Desde su fundación en 1845, su manufactura se ha destacado por el detalle, la calidad, y la sapiencia en cada uno de sus modelos, hechos que esta vez se hacen más que presentes en el nuevo modelo del más purista de los relojes de los sajones: el Saxonia.

En esta nueva edición, el Saxonia Thin viene hecho a medida para un entorno más delicado, aunque continúa fiel a las tradiciones y al estilo de los Lange. La esfera –tan minimalista y sobria como siempre- en plata maciza se jacta de ser la cara del reloj más delgado de la marca, que claro, eso lo creeríamos si A. Lange & Söhne fuera una marca común, pero no hay que confundir la tradición con el aburrimiento; que se dediquen a hacer relojes exquisitamente elegantes no quiere decir que no pretendan sorprendernos, eso sí, siempre a su distinguida manera.

Así que pensar o pretender que el Saxonia Thin será el más delgado de sus modelos, es una equivocación, solo lo es por ahora.

Su nacimiento en el 2011 sentó un precedente entre los guarda tiempos ultra-delgados, y son muchas –por no decir muchísimas- las marcas que han seguido esta tendencia. El actual, posee en su esfera los índices en barras de oro sólido, algo que se traduce en el equilibrio ideal entre el pálido tono de la plata del dial, y el oro rojo de su caja de 40 mm.

Su movimiento decorado y montado a mano, otra proeza y muestra de su poder, posee un calibre de cuerda manual L093.1 con 72 horas de reserva de marcha, que se adaptó al reto de la ultradelgadez en un cuerpo de tan sólo 2,9 mm –sí, así de delgado es-.

Finalmente y para completar un cúmulo estético, su correa de piel de aligátor cosida a mano y en tonos rojizos, con una hebilla en oro rojo al igual que la caja, completa esta magnifica pieza que para muchos ha sido el objeto del deseo de este 2016.

10

El reto más fino de A. Lange & Söhne