Cristal clear

Más de seis años de desarrollo, tres patentes pendientes y dos de las certificaciones más exigentes de la relojería nos presentan al nuevo L.U.C. Full Strike de Chopard, quien conmemora con esta pieza veinte años del nacimiento de su manufactura.

Escribir de relojería siempre se reduce a un fin único: describir el paso del tiempo. Claro, hay novedades y nuevos materiales, pero es cuestión de ver con ojos nuevos las diferentes interpretaciones que cada marca lleva a cabo para marcar la hora. La diferencia de todo radica en quienes no se detienen en las preconcepciones sino en las innovaciones, y Chopard es una marca que desde su nacimiento no ha dejado de mostrarnos lo mejor de sí.

L.U.C. Full Strike

Por eso, y como parte de la culminación de la celebración por los veinte años de la Manufactura, Chopard nos presenta hoy el L.U.C. Full Strike, el primer reloj de repetición de minutos de la Maison. Algunos dirán que este modelo llega “tarde” ya que el año pasado la sonería fue el punto de partida en múltiples marcas, y por mucho la tendencia del año. Sin embargo, hoy no estamos ante cualquier reloj con sonería ya que su nacimiento escribe un nuevo capítulo en la forma de escuchar el tiempo.

l-u-c-full-strike-8-caliber-l-u-c-08-01-lMovimiento

Después de más de seis años de desarrollo, el L.U.C. Full Strike se presenta con un movimiento completamente desarrollado in house que indica las horas, los cuartos y los minutos a demanda con timbres de zafiro. Su sonido es tan puro y definido como el golpe de un cuchillo de plata sobre cristal de bohemia, y su precisión hoy en día es el reflejo de tres patentes. El conjunto es un perfecto altavoz, que difunde fielmente el tintineo producido por los martillos al golpear sobre el zafiro.

Este movimiento calibre 08.01-L conlleva una serie de sistemas de seguridad que lo protegen ante el peligro de una mala manipulación de las repeticiones de minutos. Su corona sirve para remontar el movimiento en un sentido y la sonería en el otro. El L.U.C. Full Strike dispone así de la reserva de energía suficiente para sonar doce veces al dar la hora más larga que existe en el lenguaje de las repeticiones de los minutos: las 12:59h. Está dotado de un doble indicador de reserva de marcha situado a las dos. Sus dos agujas superpuestas indican la reserva de la sonería y la autonomía del movimiento.

Sonido cristalino

Los timbres de una repetición de minutos son las varillas sobre las que golpean los martillos del movimiento. Así es como se produce el sonido. Lo que distingue a este modelo es que en lugar de utilizar unas varillas de acero o de oro, el L.U.C. Full Strike posee unos timbres de zafiro. En efecto, timbres y cristal se han montado juntos en un solo bloque de zafiro. Son una sola y única pieza, sin sellado, ni cola, ni tornillos, un concepto completamente único en la historia de la relojería y objeto de una patente. La integridad física perfecta entre timbres y cristal transmite el sonido directamente al exterior del reloj, con toda su fuerza y toda su singular personalidad.

Otra de las características importantes en los relojes de sonería es la energía. En este modelo, los timbres suenan de manera uniforme durante los 16 segundos en que el reloj marca las 12:59h, la indicación más larga. Para ello, se le ha dotado al guarda tiempos de dos fuentes de energía para alimentar las funciones del reloj y la sonería por separado.Entonces los dos barriletes son de brida deslizante, como en los movimientos automáticos, a fin de que el gesto del remontaje no tope sobre un resorte excesivamente tenso, lo que lo protege también contra la rotura. Además se han dispuesto dos indicadores de reserva de marcha apreciables a las 2h, la aguja dorada indica la reserva de las horas, mientras la azul indica la de la sonería. Por último, a fin de maximizar la reserva de marcha de la sonería, un ingenioso dispositivo ha sido integrado en el embrague del calibre 08.01-L, que es el objeto de una patente. Durante el momento del embrague y del desembrague, el regulador no gira. Solo cuando todo está en su sitio es cuando la sonería consume energía.

L.U.C. Full Strike

Para la toma de información y la sonería en el L.U.C. Full Strike, Chopard ha creado seguridades suplementarias que garantizan la regularidad de cada indicación sonora. la toma de información se hace sobre los husos por medio de los picos que están sobre los rastrillos. Sin embargo, la restitución de la información se lleva a cabo mediante unos rochetes que accionan los pernos. Esto propicia un rendimiento del engranaje que permite aumentar la seguridad y garantizar un tempo regular.

Códigos estéticos

Estéticamente hablando, el L.U.C. Full Strike no pierde de vista la línea en la que cobra vida. Este modelo de 42,5 mm de diámetro y solo 11,55 mm de grosor, está elaborado en oro 18 k Fairmined, distinción que certifica que el oro ha sido procedente de una cooperativa de gestión ética humana y medio ambiental certificadas. Su esfera, elaborada en oro macizo, está finamente calada, lo que deja ver toda la maestría del movimiento, mientras el guilloché irradia el logo Chopard. Por último, el reloj está montado sobre una correa de cocodrilo de doble faz, con certificado CITES, cosida a mano y teñida con pigmentos vegetales.

chopardlucfullstrike

1

Cristal clear