Aruba, Bonaire, Curazao: el ABC del Caribe

Una parte de Europa se divide en tres por dos sobre el mar Caribe. Seis son las islas que Holanda detenía del otro lado del mundo. Aruba, Bonaire y Curazao siendo las más representativas, conforman las extensiones neerlandesas junto a Saint Marteen, que en un punto no muy lejano de la historia se disociaba en dos islas más conocidas como Saba y San Eustaquio. Arenas resplandecientemente blancas, azulejos de mar y vida en movimiento. ¡Bon bini!

One happy island

Los peculiares árboles divi divi te acobijarán del sol en la radiante y rubia isla de Aruba.

La isla feliz reúne condiciones perfectas para una estadía agradable. Brisas frescas, arenas blancas y resplandecientes que contrastan con un mar turquesa, una selección de playas que se adaptan a lo que buscas según tu humor y una arquitectura pintoresca que bañará de color el paisaje junto a atardeceres mágicos. Entre nuestra selección de playas recomendamos Wariruri beach, con un mar mucho más ajetreado que el resto, perfecta para surfistas. Para la tranquilidad y relajarte, Druif beach hará el trabajo. Los resorts son de menor tamaño que los usuales y su proximidad a la playa facilitará el acceso, tanto a la ida como a la vuelta directo a tu habitación. Por último, se hace indispensable pasar por Arikok National Park para avistar parte de la flora y fauna arubeña. Aquí podrás realizar diferentes actividades como snorkeling y sumergirte en una increíble piscina natural formada en la costa.

Bonaire, el lado ecológico y submarinismo por excelencia

Bonaire dispone de una preciada riqueza natural, y el buen sentido de preservación del ambiente por sus habitantes hace de ella una isla única en el Caribe. De hecho, ha sido una de las primeras islas del caribe en colaborar con la fundación para la restauración de corales. La Coral Restauration Foundation de Bonaire, se encarga de esta hermosa labor. Han incubado y trasplantado alrededor de 8000 fragmentos de corales hasta la fecha.

La isla atrae particularmente a aficionados del submarinismo por la variedad de su fauna acuática. Si eres principiante o apasionado por esta actividad, Bonaire ofrece 86 puntos de submarinismo para explorar el inframundo acuático. Podrás identificar estos lugares gracias a las rocas pintadas color amarillo con el nombre del lugar inscrito en ellas. 1000 Steps, Alice in  Wonderland, Andrea 1 y 2, Bari Reef, Monte’s Divi Tree, se encuentran entre las mejores playas para submarinismo.

 

C de Curazao

La brisa marina invadirá tus sentidos al plantar los pies en Hato International Airport, dándote una sensación de buen augurio, y es que es imposible pasarlo mal en la isla. Una vez en ruta a la ciudad, colores pasteles y tropicales que emanan de la arquitectura de Curazao, una mezcla entre estilo holandés y español, terminarán de darte una bienvenida muy cálida.

Curazao goza de buen clima todo el año por lo que no hay un solo día inadecuado para visitarla, algunos meses son más húmedos que otros pero muy privilegiados. Sin embargo, aquí tenemos fechas claves para ir a la isla y agregar a tu itinerario un motivo más atractivo. Diciembre, enero, febrero y marzo son los más festivos. Para las navidades y fin de año la isla organiza muchos festivales como la Pagara Party XXL al mejor estilo tradicional para despedir el año. En cambio, para recibirlo Fuik Dag es la fiesta sobre agua, generalmente festejada el segundo domingo del año. El mes de febrero, el Grand Carnival Parade “Gran Marcha”, de los más grandes del caribe, se presta para celebrar carnavales. Por último, del 9 al 18 de marzo el arte se expresa tanto en la tierra como bajo el agua. ¿Increíble no? Artistas de renombre nacional e internacional participan en este evento, el Plein Air Curaçao International Art Festival.

¡Antillas Non Stop!

No esperes más y decide qué tipo de vacaciones deseas pasar la próxima temporada en las Antillas, bajo las palmas, en sus aguas turquesas, arenas resplandecientes. Un paraíso repartido en tres islas que vibran de positividad, alegría y paisajes celestiales.

39

Aruba, Bonaire, Curazao: el ABC del Caribe